“Roma, una vez dominadora del mundo, es capaz de comprender que para ser prósperos, que para tener bienestar deben proporcionar estabilidad y prosperidad al resto del mundo”.Entrevista a Josiah Osgood, autor de “Roma, la creación del Estado mundo”

Entrevista realizada por Federico Romero Díaz (Presidente de Divulgadores de la Historia)

En esta ocasión Divulgadores de la Historia se viste de gala para entrevistar a Josiah Osgood, doctor por la Universidad de Yale y director del Departamento de Clásicas en la Universidad de Georgetown. El motivo de su estancia en Madrid es la promoción de su ensayo “Roma. La creación del Estado Mundo” con Desperta Ferro Ediciones.

Josiah Osgood con su obra. © Kartherine Peace

Antes de nada desde nuestro colectivo de divulgación nos gustaría felicitarle por el éxito de “Roma. La creación del estado Mundo”. En nuestra opinión tiene más mérito si tenemos en cuenta que trata un periodo histórico muy estudiado ya en la historiografía en castellano. Y sin más preámbulos pasemos a las preguntas. ¿El establecimiento de un ejército profesional tras las reformas de Mario fue un elemento esencial en la configuración del Estado Mundo?

Quizá la importancia de las reformas de Mario se han sobredimensionado un poco. Sus logros son indiscutibles: fue un gran general que salvo a Roma de la amenaza extraordinaria de los cimbrios y teutones, que abrió el ejercito a los proletarios, etc. Sin embargo el punto determinante en la profesionalización del ejército romano lo marca, en mi opinión, el asesinato de Cayo Julio Cesar. Tras su muerte, Octavio se proclama su heredero y serán los veteranos de Cesar los que acudan a apoyarle. Es con Augusto cuando comienza a institucionalizarse la numeración de las legiones que ahora se convierte en permanente, memoria de pertenencia a su unidad, etc

¿No le parece que al profesionalizarse las legiones siguiendo un esquema clientelar se permite ahora a las grandes figuras de la República como Sila o Mario gozar de una poderosa arma que en el pasado republicano no existía?

Es cierto y creo que un momento perfecto para ejemplificarlo es el 88 a. C con la marcha de Sila y sus legiones a la guerra contra Mitrídates. Cuando se enteran de que desde Roma se le quiere quitar el mando de las legiones, Sila reúne a sus tropas y les explica que les quieren arrebatar el botín que les espera al finalizar la campaña. Es un momento clave en él que se manifiesta un cambio político porque ya no se hace la política exclusivamente desde las instituciones de Roma, sino también desde los campamentos de las legiones. Los ejércitos comienzan a velar por sus propios intereses al margen de los que puedan tener otros núcleos de poder como el Senado. Desde nuestra perspectiva moderna, ese manejo de un ejército con fines políticos puede parecernos aberrante, aunque no debemos olvidar que habían reaccionado contra un tribuno que en Roma había alzado a la plebe a las calles con fines políticos opuestos. No era, ni mucho menos la primera vez en la que se usaba la violencia con fines políticos. La novedad es que ahora el ejército y los generales que lo dirigen están también dispuestos a hacer uso de esa violencia para alcanzar sus metas. Al fin y al cabo tan romanos son unos como otros.

¿En su opinión en qué momento Roma toma conciencia de su lugar en el mundo como Gobernante Global?

Roma ya se reconoce a sí misma como gobernante global a mediados del siglo II a. C. Polibio nos dice al escribir su historia “voy a contar la manera en la que Roma ha conquistado el mundo…” el es un griego, pero sabe que Roma ya no tiene rival. Podríamos, no obstante, ejemplificar ese momento en el 61 a. C, en el triple triunfo que Pompeyo celebra como momento clave en este aspecto. Celebra en ese momento sus victorias en África, Hispania y Asia además de contra los piratas de todo el Mediterráneo. Los tres continentes de los que ahora Roma se siente dueña absoluta. Es un gran momento tanto para Roma como para el propio Pompeyo.

¿Quienes fueron los sujetos claves en la gestación de dicha conciencia: senadores y caballeros, la plebe, el ejército, tal vez todos?

Fueron muchos los interesados en la expansión territorial de Roma: los senadores ganaron en prestigio, honores y riqueza; La clase ecuestre se benefició enormemente del comercio y del cobro de impuestos en las nuevas provincias formándose el poderoso colectivo de los publicanos ( arrendadores del cobro de impuestos en las provincias); por otra parte el pueblo se beneficiaba de las conquistas de nuevas provincias desde las que llegaban recursos que pagaban el trigo gratuito o subvencionado que empezó a repartirse entre la plebe romana. También desde esos nuevos territorios llegaban los recursos necesarios para financiar los grandes espectáculos públicos que cada vez adquirían más y más importancia. Incluso los itálicos se beneficiaron. Antes de la Guerra Social se habían dedicado a enriquecerse con la expansión comercial que el dominio romano trajo aparejada. Tras la adquisición de la ciudadanía de pleno derecho, la mayoría de ellos se beneficiarán de mucho más en los nuevos territorios. Si bien podemos considerar al Senado como organismo que dirigió esa expansión no podemos considerar que el resto se mantuvo al margen.

Podemos afirmar que había unanimidad en la sociedad romana acerca de los beneficios que suponía su expansión imperial.

El paso del sistema republicano a otro basado en el poder unipersonal, no siempre supuso una garantía de estabilidad. ¿Habría podido Roma mantener un sistema político republicano capaz de adaptarse o de gestionar eficazmente la expansión territorial romana?

El Senado fue capaz de responder a retos extraordinarios en determinados momentos y tuvo la flexibilidad de crear marcos institucionales para gestionar estos retos. Por ejemplo la concesión a Pompeyo de poderes extraordinarios en su lucha contra los piratas. Sin embargo el Senado no fue tan capaz a la hora de representar los intereses de otros grupos sociales como el de la clase ecuestre. Tal vez era por miedo a que su poder se diluyese, el caso es que jamás pensó en una estructura de organización federal como la usada en el mundo griego.

Pompeyo fue un ejemplo para Cesar y Augusto. Fue el hombre adecuado en el momento adecuado al demostrar a la sociedad romana que un poder personal, como el que se le otorgó, podía resolver situaciones muy delicadas.

El Imperio fue un sistema muy exitoso que funciono durante siglos. Su gran debilidad fue la falta de unas normas aceptadas por todos en la elección de nuevo emperador. Augusto no puede o no quiere establecer un sistema claro de sucesión y cada vez que un emperador muere se genera un grave problema.

Algunos de los grandes personajes de la República como Cesar o Pompeyo y luego numerosos emperadores se inspiraron en la vida de Alejandro Magno y trataron, en la medida de sus posibilidades de imitarlo. ¿Pudo este fenómeno de imitación tener un papel importante en el espectacular desarrollo territorial de Roma?

Los romanos siempre persiguieron la gloria de la victoria, desde mucho antes del conocimiento generalizado de la figura de Alejandro Magno. No obstante la fascinación por sus hazañas va creciendo y ya en fecha muy temprana, en el 140 a. Cecilio Metelo Macedónico construye en el Foro de Roma el primer templo de piedra y mármol y se trae de sus campañas un grupo escultórico que representa a Alejandro con sus generales. Ya tenemos su representación en el corazón de Roma. En tiempos de Pompeyo, que curiosamente se llama así mismo Magno, esta atracción por la vida de Alejandro ha crecido mucho más.

Mosaico de Pompeya que representa a Alejandro Magno en la batalla de Issos

Un ejemplo de esa atracción además del propio Pompeyo, puede ser Marco Antonio. Tras el desastre de Carras y la muerte de Craso no se produce un movimiento que demande venganza en Roma sin embargo Marco Antonio inicia una campaña contra Persia. El motivo real tiene más que ver con que ahora Marco Antonio trata de asimilarse a la imagen de los monarcas helenísticos, a la imagen de Alejandro, más que a una venganza por derrotas pasadas.

Son muchas las personas que piensan que Europa y Estados Unidos están sumidos en una profunda crisis de valores. En este contexto, la cultura clásica en general y la civilización romana en particular podría aportarnos ejemplos o ideas que nos ayuden a superar esta situación?

Bueno es una situación que me sugiere varias reflexiones. La primera es que tenemos que tener en cuenta que muchas veces la crisis es más una idea que habita en nuestras mentes en vez de algo realmente tangible y que muchas veces son nuestros políticos los que están interesados en meter en nuestra mente esa idea de crisis.

Otra de las cosas que podemos incorporar de los romanos es la resilencia que demostraron durante sus muchos siglos de existencia, a lo largo de los cuales demostraron su capacidad de innovación y adaptación a los nuevos retos y circunstancias que les surgieron sin dejar de estar orgullosos de su pasado.

 

La tercera gran lección que podemos extraer del pasado romano es que Roma, una vez dominadora del mundo, es capaz de comprender que para ser prósperos, que para tener bienestar deben proporcionar estabilidad y prosperidad al resto del mundo. Entendieron que la prosperidad individual pasa por conseguir el bienestar colectivo de tus vecinos. Las tendencias autárquicas de nuestro presente, como construir un muro para aislarte de los que te rodean no funcionan, debe haber una cooperación global para que un país pueda ser prospero y estable.

¿Qué es lo que realmente ha distinguido a Roma de otras culturas que la precedieron como la fenicia, la griega, la sumeria, etc?¿Cual ha sido el rasgo que la ha hecho perdurar entre nosotros?

La mayor parte de la gente sabe que los romanos fueron grandes soldados, pero no se dan cuenta de que fueron grandes narradores de historias. Produjeron fascinantes historias, crearon las primeras biografías y en todas ellas se hablaba sobre ellos mismos. Esta narrativa que ha llegado hasta nuestros días hace que nos sea fácil identificarnos con ellos. Sus personajes tienen personalidades tremendas. Unos nos parecerán raros, otros curiosos, otros como Calígula nos pueden dar miedo a veces y otras parecernos francamente divertido. De este modo el lector contemporáneo consigue identificarse con el romano de hace 2000 años. Son capaces de contar historias con villanos, o de un poeta que se lamenta porque su novia le ha dejado por otro, etc. Son vivencias que nos fascinan y que comprendemos porque también son nuestras. Otros pueblos del pasado seguro que también tuvieron grandes historias que contar pero o bien no fueron capaces de hacérnoslas llegar bien directamente no las narraron. Otro factor que también los ha hecho pervivir es que como Roma tuvo muchos regímenes distintos a lo largo de su historia, cuando posteriormente había que plantearse un cambio político, siempre se miraba a la historia romana para buscar ejemplos que los resolvieran.

Desde Romanidad y desde la plataforma Divulgadores de la Historia, ambos grupos que defienden la herencia y el patrimonio que se nos trasmitió desde la Antigüedad nos gustaría preguntarle : Qué aspecto de ese legado romano es más importante? Las vías de comunicación, sus conocimientos científicos, la religión, el derecho…?

Bueno por supuesto el Derecho. Nuestras leyes se inspiran en las romanas, la religión también pero además yo añadiría que una de las cosas más importantes que los romanos nos dejaron fue el énfasis en la individualidad. En la Grecia clásica era mucho más débil. Por ejemplo, en la oración fúnebre por Pericles prácticamente no se nombra a ningún individuo y aunque ya en el mundo helenístico comienza a perfilarse esa individualidad, es en el mundo romano donde un Horacio o un Marcial o un Cátulo nos hablan de sus amores , prefigurando en cierta manera las canciones del pop actual que hablan muchas veces de los sentimientos de una persona.

Por último ¿ Tiene algún nuevo libro en proyecto?

Si, he acabado un pequeño libro que titularé “Como ser un mal emperador”. Lo baso en las biografías que nos ofrece Suetonio de muchos emperadores romanos. Al parecer este autor pensaba que el carácter de las personas ya esta definido en la edad adulta y que lo que marca su buen o mal gobierno como emperador será precisamente ese carácter ya formado.

Esta creencia de Suetonio viendo el resultado de las elecciones en países como los Estados Unidos, donde ha sido elegido Donald Trump, nos lleva a la reflexión de que quizá, a la hora de votar a nuestros representantes, deberíamos fijarnos menos en su preparación académica y más en el carácter de las personas que vamos a elegir como gobernantes.

 

Además Desperta Ferro Ediciones publicará el año que viene en castellano un título ya publicado en inglés, “El legado de Cesar” que versa sobre las guerras civiles que vivió y protagonizó este personaje clave en la historia romana

Si quieres escuchar la entrevista completa( y traducida) pincha en el enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: