Cómo ilustrar tus artículos: el uso de los derechos de imagen

Artículo escrito por Mireia Gallego

Trabajar durante más de 10 años en un archivo fotográfico para publicidad y editoriales me ha facilitado, y de qué manera, el conocimiento sobre el copyright y los derechos de autor de las imágenes que circulan por la red. Para un articulista o para un bloguero no es tarea fácil diseñar una noticia, y mucho menos ilustrarla con cierto criterio estético y con la seguridad de que aquella imagen que está colocando dispone de los derechos necesarios para que sean usadas en su página. Es por ello que os damos cierta información que sin duda os puede ser de gran utilidad.

Lo primero que debéis saber es que existen dos tipos de imágenes: las que son Royalty Free (o libres de derechos) y las que no. Esto no significa que las primeras sean gratuitas ni muchísimo menos, sino que esa imagen puede ser usada en varios medios y por diferentes personas o empresas sin que tengan exclusividad de uso. Es decir, la misma imagen puede ilustrar un artículo, una revista o un folleto publicitario de diferentes editoriales o agencias de publicidad, y aparecer a la vez sin que ninguna de las partes pueda quejarse por ello. En el segundo caso, las imágenes están sujetas a una cierta exclusividad, ya que la agencia en cuestión necesita para su cliente una imagen corporativa que no aparezca en múltiples medios y para otros clientes que puedan ser incluso del mismo sector que el suyo y que perjudique su imagen de empresa. Es esta la razón por las que las segundas son bastante más caras, y en ocasiones su precio viene dado por un periodo de tiempo y por los medios donde se publiquen.

mapa mundial de los plazos de duración de los derechos de autor
Mapa mundial de los plazos de duración de los derechos de autor (Wikipedia Commons)

Por esta razón, es lógico que para los blogueros la imagen más recurrente sea la Royalty Free por varios motivos. Por un lado, porque no precisa exclusividad ninguna. Por otro lado, porque existe una completísima gama de fotografías a disposición del internauta a través de diferentes bancos de imágenes o archivos fotográficos. En la red encontraréis multitud de estas empresas que ponen a vuestra disposición un campo  de búsqueda a través de simples palabras genéricas, algunos de ellos especializados en temáticas diversas o en imágenes de archivo de prensa. Este es el caso de Getty, banco de imágenes en el que puedes hallar documentación gráfica sobre acontecimientos históricos o imágenes de personajes famosos o ilustres. En cada una de estas imágenes, la empresa correspondiente te informa de varios aspectos muy importantes a tener en cuenta: las fotos de personajes o fotos de prensa son únicamente aptas para ilustrar artículos de editoriales o revistas, y no para publicidad, ya que estas están sometidas a derechos de imagen. Por otro lado, al descargarla aceptamos poner el crédito del fotógrafo o del banco de imágenes una vez hagamos nuestro artículo, a pesar de que en la gran mayoría de los casos esto parece pasar inadvertido.

En los últimos años la proliferación de estas webs ha permitido acceder a su contenido gráfico de varias maneras: el pago por tamaños o créditos o el pago de una cantidad fija mensual que te permite bajar un número de imágenes determinado, siendo el pago por créditos es el más aconsejable cuando no se trate de una cantidad enorme de fotografías. En relación a la resolución más recomendada para contenido web es el multimedia 72 dpi, ya que permite una calidad muy razonable y pesan poco, solucionando el problema de que se tarde mucho en cargar la imagen. Es un error nefasto colocar imágenes muy pesadas en los artículos, ya que causará una mala imagen en nuestro visitante y además ocupará mucho espacio en los servidores web.

captura de pantalla de la web de getty images
Captura de pantalla de la web de getty images

Empresas como Istockphoto o 123rf, por ejemplo, permiten estas descargas, pero buscando “bancos de imágenes para editoriales” hallaréis decenas de buenas opciones con una calidad magnífica y con una gran variedad de material gráfico. Pero, ¿qué pasa cuando no disponéis de dinero o cuando queréis una imagen totalmente gratuita? Aquí debo incidir en varias cosas importantes. Tened especial precaución en utilizar, descargar o copiar imágenes de la red a través de buscadores como Google. El motivo es sencillo: todas las imágenes disponen en cierta forma de derechos de autor, es decir, si busco una imagen para ilustrar el Foro Romano y descargo una que me guste debo solicitar a quién es poseedor de la imagen el permiso para poder reproducirla. Es importante que lo hagamos por escrito, ya que sin este requisito estamos haciendo un uso indebido de la propiedad intelectual del fotógrafo y puede denunciar la página por no disponer de la autorización de uso. Asimismo, una vez autorizado, deberemos poner los créditos que el propietario nos requiera.

En ocasiones, hallaremos en estos bancos de imágenes un apartado de imágenes gratuitas de descarga. Al igual que en el caso anteriormente referenciado, se deberán poner los créditos.  Las licencias Creative Commons permiten el uso de su material de manera libre y gratuita, pero asegúrate de conocer las condiciones de usos. Lo mismo pasa con webs como Pixabay, Flickr, Gratosography, Morguefile, o Foter, que son bancos de imágenes totalmente gratuitas y libres de derechos. Siempre hay que consultar las condiciones que nos aconsejan sobre cómo usarlas y en qué supuestos está totalmente prohibida su reproducción. Para artículos más profesionales o específicos, una opción que descubrí hace unos años es que el Museo Británico dispone de un archivo de imágenes totalmente gratuito de todo su fondo museístico. Incluso da la opción de solicitar la imagen, siempre que se requiera, en alta resolución y en tamaños como el A4 que te enviarán por e-mail rápidamente. Es un servicio magnífico que solo requerirá colocar un copyright bajo la imagen para que quede constancia de su propiedad sin abonar ninguna cantidad.

esquema de las tipologías de licencias creative commons
Esquema de las tipologías de licencias creative commons

Para las imágenes de restos arqueológicos, una de las mejores opciones es buscar en la red la página principal del yacimiento y solicitar, a través de los formularios de contacto, el material gráfico que necesitemos. En ocasiones, en sus galerías de imágenes ya nos indican que pueden ser descargadas con fines no publicitarios. No obstante, si dudáis no está de más comprobar en los avisos legales las condiciones de uso de los contenidos web, incluyendo artículos e imágenes. Otra opción cuando no exista una web de referencia es contactar con los Ayuntamientos para solicitar acceso a sus imágenes.

Así pues, si lo que queréis es hacer un correcto uso del material gráfico, deberéis aseguraros que disponéis de los permisos necesarios y guardar las aceptaciones por escrito que os hayan facilitado. Por otro lado observad los copyright de las páginas que visitéis para descartar problemas futuros que puedan poner en peligro la reputación de vuestros blogs.

Artículo escrito por Mireia Gallego

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: