Decálogo del éxito y buenas prácticas en Facebook

Escrito por Federico Romero Díaz

Facebook es a día de hoy, y a pesar de sus gestores, una de las principales redes sociales y una excelente herramienta para que cualquier divulgador de a conocer las publicaciones de su página. No obstante, no todo vale. El divulgador tiene la responsabilidad de anteponer a su legítimo afán de llegar a más personas el rigor y el respeto a la propiedad intelectual ajena.

Desde la plataforma de Divulgadores de la Historia y basándome en mi larga experiencia en Historia y Roma Antigua (HRA) hemos querido elaborar unas pautas que puedan ser usadas por cualquier divulgador para tener una gran comunidad de seguidores sin renunciar a la seriedad y a la verdad en esa labor de extensión del conocimiento sobre nuestro pasado y nuestro patrimonio.

Página de Facebook de Historia y Roma antigua
Facebook de Historia y Roma antigua, una excelente página para aprender Historia de la antigua Roma

Aquí van algunas de las claves para tener éxito en Facebook.

  1. A riesgo de ser pesado: Tu web debe ser rigurosa. Evita el sensacionalismo, los falsos titulares, el lenguaje vulgar, los falsos tópicos. Debemos citar las fuentes de nuestros escritos, respetar la propiedad intelectual ajena (y eso incluye no solo textos de otras personas, sino también las imágenes).
  2. Tu página en Facebook debe ser seria, y eso no implica que sea aburrida, sino que debes evitar una serie de problemas muy comunes en las páginas dedicadas a la Historia: insultos, salidas de tono, discusiones políticas sin venir a cuento y sin tener relación alguna con el tema tratado, etc. Hay que advertir o expulsar directamente a las personas que se comportan así y dejar claro que tu web no es sitio para ese tipo de debates.
  3. Analiza la composición geográfica de tu público a la hora de programar tus publicaciones. Por ejemplo no es lo mismo tener un porcentaje muy elevado de seguidores europeos que de americanos, deberemos tener en cuenta el desfase horario y publicar en horarios que satisfagan a los seguidores de uno y otro lugar.
  4. Con respecto a la forma de publicar en Facebook. Busca imágenes atractivas pero que sean veraces, elimina los enlaces. No son necesarios, quedan mal y parece que la red penaliza los post en los que se pueden leer esos enlaces. Fomenta la participación del público en tus publicaciones. Una excelente manera es formular la entradilla al post en forma interrogativa.
  5. Ofrece algo distinto al resto. Tu página debe aportar algo diferente al resto de las muchas web que se dedican a divulgar historia. Puedes publicar videos de lugares emblemáticos, concursos de ejemplares de novela histórica o de ensayo, entrevistas, eventos de reuniones y fiestas de interés, etc. Trata de aportar algo que otros no ofrezcan.
  6. Si tu página es generadora de contenido trata de multiplicar el impacto de sus publicaciones compartiéndolas en grupos de Facebook dedicados a la historia, a la cultura, al arte, a la arqueología, etc. Para conseguir sacar el máximo partido a esta estrategia es clave seleccionar bien los grupos en los que los vas a compartir, tanto por el número de sus integrantes, como por la calidad de los contenidos que comparten.
  7. Si tu página es distribuidora de contenidos ajenos cuida mucho el rigor de lo que compartes ya que, involuntariamente, podemos contribuir a extender falsedades históricas o a compartir contenidos plagiados de otros lugares.
  8. Establece contacto con asociaciones, empresas, publicaciones históricas, editoriales y otros divulgadores de prestigio. La colaboración entre los diferentes sectores de la divulgación histórica solo puede traer beneficio a tu labor potenciándola hasta límites que nunca hubieras sospechado.
  9. Se constante, acostumbra a tus seguidores a publicar siempre en las mismas franjas horarias, y mantén un número determinado de post diarios. Una página distribuidora de contenido puede publicar tres o cuatro post diarios, más es excesivo. En una página generadora de contenido es más complicado mantener ese número de publicaciones diarias. Tres publicaciones semanales bien difundidas en grupos y en otras páginas amigas serían suficientes.
  10. Es muy importante valorar la necesidad real de compartir la administración de tu página o del grupo que diriges con terceras personas. Debemos ser precavidos, son muchos los casos de apropiación indebida de páginas y grupos por esos nuevos administradores.

A modo de conclusión recalcar que estas son solo las recomendaciones de un administrador basadas en una larga experiencia. No son dogma ni material de estudio teórico pero si buenos consejos que a medio y largo plazo, debemos huir del cortoplacismo, darán sus frutos.

Escrito por Federico Romero Díaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: